«Master» Chef

El sábado pasado, tuvimos el honor de presenciar la primera gala de Master Chef Avinte.

 

Una gala llena de pruebas, desafíos culinarios, sabotajes… Todo para convertirse en el rey de las cocinas de Avinte.

Para ello, los aspirantes, divididos en tres gupos, debían superar pruebas de catadores, para elegir los ingredientes, pruebas de baile, para elegir el plato a preparar, y una prueba de conocimientos culinarios, para poder elegir el sabotaje a los rivales.

Con estas herramientas en su mano, los aspirantes se esmeraron por darle su toque a los platos e intentar conquistar a un jurado que no iba a poner las cosas nada fáciles.

El equipo uno sorprendió con una buena colección de tostas variadas, una potente combinación de sabores acompañados con nombres dignos de un chef para sus creaciones.

El equipo dos buscó dejar huella en el jurado, en forma de acidez estomacal. Su plato estrella, la «PP pie» resultó una curiosa mezcla de bizcocho aderezado en aceite de atún. Todos los platos estaban a ese nivel. Cabe destacar que el jurado sigue vivo y sin úlceras de estómago.

El equipo tres presentó un menú bastante sólido de ensalada campera, patatas «Avintolis», zanahoria y patata con hummus, y una tarta que fue toda una delicia. Falló la coordinación del equipo, pero hicieron un buen trabajo.

El ganador al final fue el equipo uno, pero, como premio, todos juntos nos dimos un banquete con los platos preparados, saladitos, patatas…